En Cantabria, entre los Picos de Europa y la cordillera Cantábrica se encuentra el valle de Liébana y su capital Potes. Rodeada por este hermosísimo paisaje, la pequeña localidad de Potes celebra, el segundo fin de semana del mes de Noviembre, la fiesta del orujo, donde se puede degustar este típico licor con un antiquísimo sistema de elaboración.

El origen de la elaboración del orujo de Liébana se remonta a la cosecha de los viñedos en los monasterios de la Alta Edad Media. El orujo, junto al vino, servía de moneda de cambio para transacciones comerciales, incluso como especie para el pago de tributos

Instaurada la fiesta en 1984, posteriormente se prohibió, al igual que la destilación casera. Desde 1994 esta prohibición queda abolida únicamente en los días que se celebra esta fiesta. Inspectores quitan el precinto a las alquitaras (alambiques) que participan en la fiesta y una vez finalizados los actos las vuelven a precintar. Se impone una condición de lo más curiosa e interesante: todo el orujo que se destila durante la fiesta, debe consumirse en el momento.

Tras las manifestaciones por las antiguas calles de Potes, la proclamación del Orujero Mayor y el desfile de los trajes típicos montañeses, se inicia el ancestral rito de la destilación artesana del orujo, como se hizo durante siglos.

Las viejas calles de Potes se llenan de gente para asistir a esta antiquísima tradición. Esta gran cita otoñal nos invita a disfrutar de este rito y a degustar el orujo en el mismo lugar donde nació.

Os proponemos una actividad diferente para disfrutar de nuestras tradiciones, ¿Os apetece disfrutarla con nosotros? Para ello podéis apuntaros enviando los datos desde el formulario que aparece más abajo ó bien llamando al teléfono 649 05 65 11 donde estaremos encantados de atenderos y contestar cualquier duda que pueda surgir.

El precio incluye: seguro de viaje, autobús y comida.

Hora de salida: 09:00 de la mañana.

Lugar de salida: parada de autobuses de Guzmán.